Radiografía de una sociedad solidaria que quiere confiar en las ONG

Radiografía de una sociedad solidaria que quiere confiar en las ONG

El pasado año, 4 de cada 10 españoles mayores de edad realizaron alguna donación al Tercer Sector. Y un 84% colaboró de algún modo con diferentes organizaciones. Quien no ha colaborado es por falta de recursos o por desconfianza en las ONG. Así lo recoge el estudio 'El perfil del donante 2022’. Tenemos trabajo por delante porque sin duda la transparencia y buenas prácticas en las ONG son vitales para ganarse la confianza de la ciudadanía, y que se traduzca en apoyo a las entidades sin ánimo de lucro.

La solidaridad de todos es indispensable para hacer frente a las necesidades sociales. Para que las ONG puedan ayudar a quienes más lo necesitan, debemos apoyar su labor con nuestras contribuciones. Sin duda las ayudas  y subvenciones públicas son muy importantes, pero no son suficientes y por ello las aportaciones privadas sustentan a las entidades no lucrativas.

Las ONG canalizan nuestros esfuerzos por una sociedad más inclusiva y sostenible. Nuestro papel como respaldo e impulso a su trabajo es clave para que puedan desarrollar su labor con eficacia e independencia.

Casi 16 millones de españoles aportan económicamente a ONG

Por suerte, la sociedad española ha demostrado ser generosa y solidaria. Según el último estudio El perfil del donante 2022 de la Asociación Española de Fundraising (AEFr), 4 de cada 10 personas colaboraron económicamente alguna vez durante el pasado año con una ONG. Son 15,9 millones de personas, el 39% de la población mayor de 18 años. Si lo comparamos con el informe anterior, correspondiente a 2020, encontramos que hay un millón de personas más que han ofrecido su lado más solidario al menos una vez en 2022.

Más allá del último año, el porcentaje de personas que alguna vez ha hecho una donación económica a una entidad no lucrativa se sitúa en el 61%. Y si lo extendemos a todo tipo de colaboraciones (donaciones de alimentos o ropa, firma por causas sociales, redondeo solidario en compras, voluntariado, etc.), sube al 84% de la población mayor de edad.

Nos preocupan los niños, mayores, enfermos, personas con discapacidad

Hombres y mujeres por igual, según el estudio de la Asociación Española de Fundraising, se comprometen con aquellas causas que les mueven. Los colectivos que más preocupan son la infancia (así lo apuntan más de la mitad: el 53%), ancianos, enfermos y personas con discapacidad (entre el 40% y el 50%). En el siguiente rango, entre el 30% y el 40%, se sitúan personas sin recursos, víctimas de catástrofes naturales, apoyo a mujeres, medio ambiente y refugiados.

El principal motivo para donar es la empatía (un 38% del total así lo asegura). Le siguen la ética y la justicia (22%) y la cercanía (16%). También hay una parte que lo hace por autoestima, por sentirse mejor consigo mismo (8%).

Desconfianza, la gran barrera a salvar por las ONG

Aunque los datos son en general positivos, desde Fundación Lealtad no podemos evitar detenernos en las causas por las cuales el 61% de la población mayor de edad decidió no colaborar con ONG en 2022. La primera de esas razones tiene que ver con su situación económica: el 37% dice que no se lo puede permitir. Y en segundo lugar, el 36% dice desconfiar en este tipo de organizaciones. Esta es la barrera que año a año se repite y más nos preocupa.

Esto quiere decir que un tercio de los que no donaron tienen dudas respecto a la gestión de las entidades no lucrativas. Por ello, resulta crucial que todas y cada una de las organizaciones del Tercer Sector continúen trabajando cada día por ganarse la confianza de la sociedad. Por trasladar que su trabajo es eficiente y digno merecedor de su apoyo.

Nuestro trabajo está orientado precisamente a generar confianza en las ONG. Nuestras herramientas son los 9 Principios de Transparencia y Buenas Prácticas y el Sello Dona con Confianza.

Por un lado, ofrecemos formación y acompañamiento gratuito a todas las entidades sociales que quieran avanzar en este ámbito. Por otro, las entidades que ya estén preparadas pueden iniciar el proceso de acreditación para obtener el Sello.

 

Una ciudadanía exigente demanda cada vez más transparencia

La legitimidad de estas organizaciones como agentes de transformación social viene dada no solo por la actividad que realizan, sino también por llevar a cabo una buena gestión y gobernanza, y por convencer de que son entidades confiables.

La ciudadanía es cada vez más exigente en cuanto a la información que demanda a las marcas que consume o las entidades con las que colabora. Y es normal que se preocupe por analizar su actividad y por saber a qué se va a destinar el dinero de su donación. También nos gusta, como donantes, poder ver el seguimiento del proyecto en cuestión, y los resultados o el impacto que gracias a él se consigue. Eso es transparencia, y es la principal arma contra la desconfianza..

Objetivo: captar el interés e implicación de los jóvenes

Otro aspecto importante que recoge este año el Estudio del Perfil del Donante es el análisis de la relación de las nuevas generaciones con las ONG. Los jóvenes son el futuro, también para las entidades no lucrativas que necesitan llegar a los jóvenes, conseguir que calen en ellos sus mensajes.

Según el citado estudio de la AEFr, es un grupo social que busca la inmediatez, quiere ver resultados a corto plazo. Huye de compromisos y de procedimientos complicados. Su empatía hacia una causa tiene mucho que ver con la emergencia. Y tampoco confía demasiado en su capacidad de cambiar las cosas. Las organizaciones no lucrativas deben tomar nota de estos aspectos y buscar la manera de adaptarse a sus requerimientos. Solo así lograrán captar su atención.

Llegar a los jóvenes y vencer la desconfianza, los dos grandes retos

España es un país solidario que se vuelca especialmente en los contextos de emergencia. Tenemos la asignatura pendiente de ser más constantes en nuestro apoyo a las organizaciones sociales en el día a día. Pero sin duda los dos grandes retos que nos deja este estudio para el Tercer Sector son dos. El primero conquistar a los jóvenes e involucrarles en nuestro trabajo, son los colaboradores y apoyo futuro de nuestras organizaciones y su forma de entender la solidaridad debe hacernos reflexionar y también adaptar nuestra forma de trabajar y de comunicarnos con ellos. El segundo, en el que centramos nuestro trabajo en Fundación Lealtad, es derribar la barrera de la desconfianza. Tenemos un nuevo año por delante para seguir avanzando en esta tarea.

Infografía Perfil del Donante 2022

Compartir este artículo

Suscríbete a nuestro boletín

En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y demás normativa aplicable, respecto del tratamiento de datos se informa de lo siguiente: Responsable: Fundación Lealtad 2001 (CIF G82938002). Finalidades: Atender sus consultas y remitirle la información que pueda ser de su interés, así como mantener la relación que se pueda establecer con ONG, donantes, empresas e instituciones públicas y enviar información acerca de las iniciativas, novedades y eventos propios. Derechos: Acceder, rectificar, limitar, suprimir, portabilidad y oposición al tratamiento de sus datos dirigiendo correo electrónico a fundacion@fundacionlealtad.org. Más información pinchando aquí.