Confianza: la columna vertebral de la solidaridad

Confianza: la columna vertebral de la solidaridad

La sociedad española se ha movilizado para tratar de ayudar a Ucrania. En la situación actual se pone de manifiesto la importancia de la confianza: necesitamos saber que nuestras donaciones van a llegar a su destino. La confianza es uno de los pilares para una ONG, y solo se consigue con una gestión basada en transparencia y buenas prácticas.

La invasión de Ucrania nos tiene sobrecogidos. Vemos las noticias en televisión, el éxodo de los refugiados (el más rápido en Europa desde la II Guerra Mundial), y nuestro cuerpo y nuestro corazón nos piden hacer algo por ellos, aportar una pequeña ayuda ante tanto sufrimiento.

El Tercer Sector se ha movilizado con gran celeridad para dar respuesta a esta crisis humanitaria. Facilitan ropa de abrigo, comida, agua potable, medicamentos… Y también destinos de acogida para esos miles de personas que han salido huyendo de su país para salvar la vida. 

La importancia de elegir bien

Los medios y las redes sociales difunden diariamente informaciones sobre ONG que están solicitando apoyo, fondos, materiales, difusión. Pero aquí nos surge la duda: ¿es de fiar esta o aquella organización?

Desde Fundación Lealtad nos centramos en ofrecer consejos y recomendaciones a la hora de elegir bien a qué entidades destinamos nuestras donaciones para Ucrania, sean estas del tipo que sean. Estamos recibiendo numerosas consultas de ciudadanos que quieren asegurarse de que depositan su confianza en el lugar adecuado.

Confiar para poder donar

La confianza está en la base de la solidaridad. Es un elemento fundamental para que la ONG pueda desarrollar su actividad, sobre ella se construye su ecosistema. Es la razón fundamental por la que una persona decide colaborar con ella.

En 2020, el 37% de los españoles colaboraron económicamente con alguna entidad no lucrativa, según datos de la Asociación Española de Fundraising. Al 63% restante, la principal barrera que les frenó, aparte de la propia situación económica, fue la desconfianza en las organizaciones.

Pero la confianza no se regala: se gana. Y la única forma de conseguirla es a partir de unas prácticas de gestión sólidas y honestas y de un firme compromiso con el ejercicio de la transparencia. Nuestro sello Dona con Confianza se creó, precisamente, para acreditar esas buenas prácticas y la gobernanza de las organizaciones.

Los ciudadanos exigimos saber

En la sociedad de la información y la tecnología, los ciudadanos somos cada vez más exigentes. Como consumidores, exigimos a las marcas calidad de servicio y de productos. Como donantes, demandamos transparencia y conocimiento. Nos gusta analizar bien con qué entidad vamos a colaborar. Una vez realizada nuestra donación queremos saber a qué se va a destinar nuestro dinero, conocer el seguimiento del proyecto y cómo se gestiona.

La transparencia supone que las entidades pongan a disposición de cualquiera que desee consultarla toda la información relevante relacionada con la misión que les da sentido, sus actividades y los resultados que se consiguen. Pero también todo lo relacionado con presupuestos, cuentas anuales, fuentes de financiación y el destino de los fondos que reciben. Incluso, si tienen alguna vinculación con algún otro tipo de institución, ya sea política, religiosa o empresarial.

La tecnología como aliada

Y todo eso tiene que recopilarse y plantearse de una forma bien estructurada, coherente, inteligible y accesible en la página web de la entidad. La tecnología es una gran aliada de la transparencia, y la web se ha convertido en el mejor vehículo para ponerla en práctica. Se trata de abrirse en canal ante la sociedad, de asegurar a la ciudadanía que lo que hay es lo que ve, y decirle: “Aquí me tienes, puedes confiar en mí”.

La especialización como garantía

En el ámbito de la solidaridad no basta con buena voluntad. La labor que realizan las ONG es muy importante, sobre todo en un momento como el actual: de su actividad y de su apoyo llega a depender la vida de muchas personas. Por ello, no es suficiente con querer ayudar, sino que hay que saber cómo hacerlo.

Hay que tener la preparación y los recursos suficientes para garantizar que sus esfuerzos, que son al mismo tiempo los de todos los que colaboran con ellas, van a alcanzar sus objetivos. Y en el contexto de crisis humanitaria como el que estamos viviendo en Ucrania, la especialización de las ONG es un valor añadido.

Desde que se inició esta crisis, desde Fundación Lealtad recomendamos recurrir a las ONG Acreditadas con experiencia en el terreno y en este tipo de conflictos. Conoce cómo están trabajando tanto en Ucrania y sus fronteras, como en la atención a los refugiados que van llegando a nuestro país. Infórmate y dona con confianza. 

 

Compartir este artículo

Suscríbete a nuestro boletín

En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y demás normativa aplicable, respecto del tratamiento de datos se informa de lo siguiente: Responsable: Fundación Lealtad 2001 (CIF G82938002). Finalidades: Atender sus consultas y remitirle la información que pueda ser de su interés, así como mantener la relación que se pueda establecer con ONG, donantes, empresas e instituciones públicas y enviar información acerca de las iniciativas, novedades y eventos propios. Derechos: Acceder, rectificar, limitar, suprimir, portabilidad y oposición al tratamiento de sus datos dirigiendo correo electrónico a fundacion@fundacionlealtad.org. Más información pinchando aquí.