10 áreas en las que la discapacidad se apoya en el Tercer Sector

Los 10 grandes retos de la discapacidad

Cada 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Este colectivo tan diverso necesita muchos apoyos para poder llevar una vida lo más normalizada posible. Y las ONG cumplen una función esencial a la hora de facilitar su inclusión en todos los ámbitos y mejorar su calidad de vida.

Una discapacidad es, por definición, una limitación de alguna facultad física, mental o sensorial que dificulta o impide la realización de ciertas actividades o interacciones con otras personas. En España, según los últimos datos del INE, viven más de 4,3 millones personas con algún tipo de discapacidad. El 9% de la población del país. El objetivo de todas ellas es poder llevar una vida lo más normalizada posible, dentro de sus propias capacidades. Tener cubiertas sus necesidades básicas. Tener acceso a la educación, al mercado laboral, a la vida social. Poder moverse por su ciudad. Sentir que su vida tiene sentido, que tiene un aliciente. Como cualquier persona.

Cada 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Una fecha que desde Fundación Lealtad queremos aprovechar para visibilizar su realidad. Tan parecida y tan diferente al mismo tiempo a la del resto de la sociedad. Porque tienen necesidades especiales, no se puede negar. Y sus logros son grandes conquistas conseguidas con mucho esfuerzo tanto individual como colectivo, de las personas, las familias y las entidades sociales.

10 ámbitos en los que trabajan las ONG Acreditadas

En ese camino hacia la igualdad y la inclusión, el Tercer Sector desempeña un papel esencial cada día, con y para las personas con discapacidad. Son muchas las ONG que desde diferentes perspectivas trabajan cada día para proporcionarles una vida mejor y avanzar en los principales retos a los que se enfrentan. Hablamos de 10 áreas en la atención e inclusión de las personas con discapacidad en las que desarrollan su labor las ONG Acreditadas y podrían ser muchas más… Nombramos a varias ONG Acreditadas en cada una de las áreas a título orientativo, pero en nuestro buscador de ONG podrás encontrar muchas más y conocer en profundidad su labor:

1. Atención temprana​

Para los niños con discapacidad intelectual, la detección temprana es esencial para su desarrollo. Cuanto antes se traten los posibles trastornos, antes podrán ayudarles a dar respuesta a sus necesidades. Existen organizaciones que llevan a cabo programas para niños de 0 a 6 años como Envera o Fundación Bobath. Combinan actividades de estimulación, logopedia, fisioterapia, psicoterapia, psicomotricidad o terapia ocupacional. Y Down Madrid acaba de poner en marcha el proyecto ‘Mi pequeña ciudad’. Es un espacio recreado a escala infantil para que los niños puedan adquirir mayor autonomía en situaciones de la vida cotidiana y transferir los aprendizajes a su vida real.

2. Educación y formación profesional

La educación es un derecho fundamental, y los niños y jóvenes con discapacidad deben tener acceso a ella. Sin embargo, en los países en vías de desarrollo sus tasas de alfabetización son realmente bajas. Mientras, en el mundo desarrollado el debate está en si deben introducirse en escuelas normalizadas o en centros especiales. Sea como sea, la clave está en que puedan formarse desde pequeños y que el día de mañana encuentren sus oportunidades profesionales. Las ONG AFANIAS y ASPRONAGA cuentan con colegios de educación especial para niños y jóvenes hasta 21 años. Tienen programas de educación básica y de formación profesional y universitaria. Y cabe destacar los programas Promentor de Fundación Prodis y Liceo de Achalay. Promentor es el primer grado universitario en ‘Formación para la Inclusión Laboral’, en colaboración con la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). Liceo es un Diploma de Formación Permanente de la Universidad Complutense de Madrid.

A nivel internacional, SAUCE gestiona en Camboya el centro Arrupe Karuna que proporciona un hogar y acceso a educación a las personas con discapacidad, además de apoyar a sus familias.

3. Inserción laboral

Está directamente relacionado con el anterior. La formación para el empleo facilita el acceso al mercado laboral de las personas con discapacidad. En este sentido, es muy relevante la función de los Centros Especiales de Empleo (CEE) con los que cuentan muchas ONG. Ayudan a las empresas a cumplir con la normativa de inserción laboral de la Ley General de Discapacidad. Entidades como AMÁS EmpleoFundación DAU o Esment les ofrecen empleo en catering o restauración, jardinería, servicios de limpieza o mantenimiento, manipulados, etc. En el ámbito universitario, un ejemplo de éxito vinculado al citado programa de Fundación Prodis es que dos de sus antiguas alumnas han conseguido firmar este año un contrato como codocentes de la UAM. 

4. Vida independiente

Una de las aspiraciones que comparten los jóvenes con discapacidad es poder llegar a vivir su propia vida de forma autónoma, fuera del domicilio familiar. Para permitirles dar este gran paso, pero garantizando que disponen de los apoyos que necesitan, existen los pisos tutelados o supervisados. Son espacios adaptados a sus necesidades que disponen de servicios de expertos multidisciplinares que les enseñan a realizar. ONG como Avante 3Fundación Gil Gayarre ofrecen este servicio a personas con discapacidad intelectual. En estas viviendas aprenden a desenvolverse de forma independiente y a construir su propio proyecto de vida.

5. Ocio y actividad social

Para estos jóvenes, relacionarse con amigos, conocer gente y hacer planes propios de su edad es también aspiracional.¡. Existen programas de ocio específicamente diseñados para ellos. Les permiten vivir experiencias enriquecedoras que les hacen sentirse uno más. Salidas al campo, visitas culturales, cine, teatro, parques de atracciones… El programa FundaPlan de Fundación A la Par busca fomentar las amistades entre personas afines mediante la organización de actividades de lo más variado. Y las actividades de ocio inclusivo de A toda vela o Fundación Why Not ayudan a personas de todas las edades a desarrollar aficiones creativas, artísticas, musicales, de cocina, etc.

6. Deporte inclusivo

El deporte merece un capítulo propio. Es una gran herramienta de inclusión social y desarrollo personal. No es solo una forma de diversión, sino una vía de superación. Cada logro se convierte en una gran victoria personal. Mejora su autoestima, su salud y su bienestar general. Hoy día la gran mayoría de los deportes tienen una versión adaptada, y con perseverancia y esfuerzo, nada les detiene. Existe una gran red de entidades no lucrativas en el ámbito del deporte, como la Federación Española de Deportes de Personas con Discapacidad Física, la Fundación Deporte y Desafío o la Fundación También.

7. Accesibilidad

Las barreras pueden ser de diferentes tipos. Las que encuentran al caminar por la ciudad, en el caso de las personas con movilidad reducida. Otras que limitan su acceso a los servicios de la Sociedad de la Información, para las personas ciegas o sordas. Y las que dificultan la interpretación de textos complejos, si hablamos de personas con discapacidad intelectual… Para todas hay soluciones técnicas. La clave está en apostar por ellas para garantizar un mundo en igualdad. En el ámbito de la accesibilidad cognitiva trabajan activamente Plena Inclusión. Su programa de Lectura fácil transforma los documentos para mejorar su comprensión y legibilidad. De este modo, los pone al alcance de personas con dificultades cognitivas.

8. Envejecimiento prematuro

La esperanza de vida de las personas con discapacidad es entre 10 y 20 años menor que la del resto de la población. En el caso concreto de la discapacidad intelectual, se estima que a los 45 años empiezan a mostrar síntomas de envejecimiento prematuro. Conforme van acercándose a esa edad, aumentan también sus necesidades asistenciales. Detectar de forma temprana estos primeros síntomas y activar programas de estimulación puede retrasar la pérdida de su autonomía. Otro problema llega cuando los familiares no se pueden hacer cargo o fallecen. En este caso, las fundaciones tutelares, como las de Som-Fundación Catalana TutelarFutubide Fundazioa, pueden asumir su tutela. Se encargan de la administración de sus bienes, de sus cuidados asistenciales y calidad de vida. Y también de su asesoramiento en cualquier materia.

9. Grandes dependientes y pluridiscapacidad

Hay discapacidades que impiden a la persona valerse por sí misma y provocan una dependencia total. Entonces se necesita una asistencia integral que, en ocasiones, solo se le puede proporcionar en centros especializados. Esto puede darse por una lesión medular severa o por la existencia de discapacidades múltiples como la sordoceguera. Se trata de casos de gravedad en los que sus limitaciones son máximas. Entidades como Fundación Lukas, Fundación Cal PauAPASCIDE se esfuerzan por ofrecer recursos especializados para personas con altos niveles de dependencia.

10. Voluntariado social

Muchas organizaciones del Tercer Sector atienden a personas con discapacidad con la colaboración de sus voluntarios. Pero otras veces son las personas con discapacidad quienes se convierten en voluntarios para prestar un servicio a la sociedad. En 2021, Plena Inclusión Madrid y Grandes Amigos pusieron en marcha un programa que ofrece a las personas con discapacidad intelectual la posibilidad de llevar a cabo acciones de voluntariado con personas mayores.

El mundo de la discapacidad es muy diverso y heterogéneo. Desde el nuestro buscador de ONG Acreditadas podrás encontrar todas las organizaciones con el sello Dona con Confianza que dan apoyo a este colectivo.  Son más de 100 las ONG Acreditadas cuyo ámbito principal es la discapacidad. Gestionan un gasto de 319 millones de euros y cuentan con el apoyo de 136.000 socios colaboradores, cerca de 9.000 empleados, 6.600 voluntarios y su labor beneficia a más de 440.000 personas. La organización más antigua tiene 60 años y la más reciente se constituyó hace 6.

 

Compartir este artículo

Suscríbete a nuestro boletín

En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y demás normativa aplicable, respecto del tratamiento de datos se informa de lo siguiente: Responsable: Fundación Lealtad 2001 (CIF G82938002). Finalidades: Atender sus consultas y remitirle la información que pueda ser de su interés, así como mantener la relación que se pueda establecer con ONG, donantes, empresas e instituciones públicas y enviar información acerca de las iniciativas, novedades y eventos propios. Derechos: Acceder, rectificar, limitar, suprimir, portabilidad y oposición al tratamiento de sus datos dirigiendo correo electrónico a fundacion@fundacionlealtad.org. Más información pinchando aquí.